Un delicado capricho para el paladar

Vieiras con espuma de parmesanoIntrigante, sorprendente, romántico y fáscinante. Este lugar es esto y seguramente un poco más. Además de la comida sabe regalar sensanciones inolvidables y construir historias con sus platos.

Carpaccio de huevosEl espacio es pequeño pero acogedor. Los clientes se ponen en pequeñas mesas de mármol o en la barra. De hecho se está como pájaros en ramas pero sin tener la sensación de estar apretados. Todo parece encontrar su lugar: parejas románticas, pequeños grupos de amigos, una cena de negocio.

Lievre con salsa de vinoLa oferta de platos es muy interesante. Además de una amplia selección de mariscos a la plancha, destaca por algunas delicias. Imperdibles las vieras con espuma de parmesano: uno de los mejores entrantes probado nunca. Delicado y intenso al mismo tiempo. Otro gran clásico de este lugar es el carpaccio de huevo. Qué dicho así suena raro, pero al probarlo es toda otra historia: una base de huevo semi-liquido con patatas paja, gambas y piñones.

Otro plato interesante es la que llaman Lièvre Royal. Qué pero es más bien un pudding: un pequeño cilindro de carne de lievre, con pistaccho molido en cima, salsa de vino y un toque de pera. Un sabor muy intenso y impactante, para quién le gusta la carne de caza.

Torrijas con carameloMención de honor para la carta de vinos. La selección es de verdasd muy completa y sorprendente, con vinos españoles, italianos y franceses de calidad. Ideal para sorprender a una primera cita aunque luego no hay que asustarse con la cuenta.

To see where this place is located and to know all the details you must be registered

Deja una respuesta