Pescado y mariscos estupendos a la Gallega

Ensaladilla rusaUno de los mejores restaurantes de Barcelona, con productos de grandísima calidad y servicio impecable. El pescado es el corazón de su oferata, con una marca Gallega ya evidente antes cruzar la puerta. Acogen el cliente grandes acuarios repletos de enormes crustaceos y bandejas de hielo con pescados estupendos, los mismos que llegarán luego en la mesa. Las preparaciones no son sofisticadas, el producto llega directo a la boca con todo su gusto y sin florituras.

Hay diferentes posibilidades pero para tener una idea completa del sitio las dos elecciones mejores son la Bandeja Cantábrica y la Parillada. La primera es un grande plato de hielo con mariscos crudos o fríos a punta pala. Imperdibles las ostras y sobre todos los percebes, verdadera delicia de la costa Atlántica. A seguir gambas y cigalas espléndidas che se asuman uno a otro, y terminan con una ensalada de centollo y un cangreco magnifico. Igual de sabrosa y espéctacular es la Parillada, con marisco calente. Aquí también gambas y cigalas para quitarse la gana, calamares, sepias y el toque de clase final con vieiras y el bogavante.

GambasEl momento del postre è curioso. Incluido hay una pequeña oferta de tres postres: un crujiente de almendras, una trufa de chocolate y un trocito de suavísima tarta de Santiago. Además de los postres de la carta, todos de alta calidad: pequeños cañoncitos, tarats de queso y pasteles de frutas diferentes. Un consejo es de probar el pastel de mango, que con sus tres texturas es una verdaderas obra de arte.

Ensalada de centolloEl interior del lugar es sobriamente elegante. Barras de madera y rifinituras en láton luciente le dan el aspecto de un barco crucero. Se viene atendidos por camareros en divisa y una exposición de los personages famosos que han honorado este lugar: futbolistas, politicos internacionales, artistas y hasta el Rey emérito con algunos años menos.

Selección de postresEl precio es caro, no hay que engañare. Hablamos de por lo menos 50 € por persona. Sin contar la sontuosa carta de vinos, que ofrece una selección exepcional pero no al alcance de cualquier bolsillo. Depende si se quiere contener los gastos o, por una vez, dejarse llevar por la grandeur. Por esto es un restaurante aconsejado para ocasiones especiales: con la familia, los amigos, el negocio, la pareja, de cualquier tipo pero expeciales.

To see where this place is located and to know all the details you must be registered

Deja una respuesta