Cocina mediterranea con pasión y un toque de clase

Borchetas de pollo envueltas en un pastel de hilos crujientesEste pequeño y acogedor bistrot barcelonés tiene el pollo como su producto principal, aunque la carta se abra a un abanico más aplio de sabores mediterraneos. Para empezar un brindis por el proprietario, que recoge los pedidos en las mesas y explica los platos. La passión que transmite con sus maneras gentiles y con sus palabras acertadas merece ya de por sí una visita.

La oferta gastronomica sabe combinar sabores tradicionales con presentaciones sin duda originales. Pollo asado de primera calidad; un óptimo tajine mqualli de sabor magrebí; y también las brochetas de pollo, sello de la casa, que aunque sea una base sencilla, el chef le añade un toque de originalidad envolviendolas en una pasta filo crujiente acompaña con una intensa fondue de queso.

gratin-di-patate03Otro punto a favor son los postres, siempre inspirados en la misma filosofía: una base sencilla con presentación impecable. La tarta de queso, por ejemplo: con frutas del bosque, galletas y servida en un bote de cristal para conservas; o la tarta de manzana, más bien uno strudel, con helado de vanilla; o también la crêpe de chiocolate y helado: deliciosa.

tartadequeso03El sitio es pequeño y luminoso, agreadabel y no ruidoso, lo que lo hace aconsejable para una cita romántica. Aunque, para decir la verdad, no tiene un gran efecto sorpresa. Por lo cual es más bien indicado para parejas ya rodadas. Funciona bien para la pausa de la comida. El menu es un poco más caro del típico 10€ pero merece la pena y la cocina se queda abierta hasta después las 4 de la tarde, para quién tiene que enviar todavía el último email.

To see where this place is located and to know all the details you must be registered

Deja una respuesta